Es innegable que todos los que tenemos perros podemos verlos en muchas ocasiones vomitar espuma de color amarillo… ¿que hacer? ¿Debo preocuparme por eso? debes quedarte calmado, ya que en la mayoría de los casos, esto no es un problema grave para tu perro.

Mi perro ha vomitado amarillo ¿Qué le pasa?

Cuando un perro vomita un color amarillo espumoso, muchos directamente acuden a un veterinario diciendo “mi perro vomita amarillo”.

Esto le suele ocurrir a los perros por la mañana, ya que es normal en ellos vomitar amarillo en la mañana, aunque la verdad es que le podría pasar en cualquier momento del día. Este vomito de color amarillento simplemente se trata de un reflujo del estómago, es decir, un líquido que está en el estómago de tu perro y en lugar de ir para abajo sube para arriba, subiendo por el esófago y terminar siendo expulsado por la boca.

Este pequeño problema es típico en muchos perros, aunque hay razas a las que les ocurre en muchas más ocasiones, como pueden ser el bulldog inglés y francés, el perro Shitzu, y sobre todo, en perros ancianos y con sobrepeso.

¿Por qué mi perro ha vomitado amarillo?

Si tu perro vomita amarillo alguna que otra mañana, pero no es algo habitual en él, no tienes para nada porqué preocuparte, en principio se trataría del reflujo que hemos comentado que le ocurre a muchos perros, de todas formas, si quieres quedarte tranquilo acude a un veterinario para disipar dudas.

El vomitar un líquido amarillento solo nos indicará que el estómago del perro está vacío.

Este famoso líquido amarillo es sólo un reflujo de bilis, por eso tiene ese color tan amarillento. La bilis es un flujo o líquido amarillo verdoso, con un sabor muy amargo, que se crea en el hígado y se acumula en la vesícula biliar. Su función es puramente digestiva, y ayuda a digerir las grasas que consumimos en los alimentos.

Cuando el estómago del perro pasa mucho tiempo sin consumir ningún tipo de alimentos, queda completamente vacio, sólo quedaría un poco de restos de bilis. Por ese motivo, el vómito amarillo en perros es mucho más frecuente en las primeras horas matutinas, porque a bien seguro, el perro llevará doce horas, o más, sin comer nada de comida.

Mi perro vomita amarillo ¿qué le puedo dar?

Si vomitar amarillo en tu perro es algo habitual, deberías preguntarte cada cuantas horas le das de comer a tu perro, si le das toda la comida en una única toma, estás siendo partícipe en la aparición de dicho reflujo, por lo que te recomendaríamos algo muy claro:

  • Repartir toda la comida diario en dos tomas, incluso 3 o 4, así comerá menos cantidad de alimento, pero su estómago estará casi siempre lleno, evitando así la acidez estomacal y por ende, el reflujo biliar.

Otra posibilidad que podríamos barajar sería que tu perro tenga acidez estomacal (lo que le ocurre a muchas personas vaya…) por lo que deberías acudir a un veterinario que a bien seguro te recomendará un protector gástrico como podría ser el omeprazol, que a pesar de ser un medicamento para humanos, el cual se vende sin receta y en cualquier farmacia, está comprobado que reduce en gran cantidad la secreción ácida gástrica en perros.

Para finalizar, deberíamos saber cual es la calidad del pienso con el que damos de comer a nuestro perrito, si eres de los que prefieres ahorrar dos duros y dar de comer a tu perro un pienso comercial de baja calidad, llevo de aditivos químicos, que no te quede ninguna duda de que la calidad y la salud gástrica de tu perro se verá seriamente comprometida

Deberíamos dar a nuestro perro el mejor pienso que podamos permitirnos, ya que la comida es clave en la salud de tu mascota.

¿Tengo que preocuparme por el vómito amarillo de mi perro?

Tal como hemos mencionado, en principio no deberíamos preocuparnos. Es normal que vomite de vez en cuando por las mañanas, pero sí deberíamos preocuparnos en los siguientes casos:

 

  • El vómito amarillo del perro es muy a menudo (todos los días o varias veces al día).
  • El vomito está acompañado de más síntomas como por ejemplo, vomita y no come, sufre pérdida de peso, tiene malestares físico, está decaído, el perro vomita sangre,  esta aletargado, tiene diarrea, el perro está triste, heces blandas y con sangre, tos, dolores en el pecho, fiebre, etc
  • El perro vomita espuma blanca. Este caso es distinto, y merece una rápida visita al veterinario para una revisión.

En estos casos, lo mejor y más sensato sería acudir al veterinario para salir de dudas para resolver cualquier duda, ya que quieras o no, ninguno somos expertos al fin y al cabo.

El veterinario deberá realizar las analíticas y prueba diagnósticas que considere oportunas a tu mascota. Las pruebas deberán incluir:

  • análisis de sangre o de materia fecal.
  • ecografía
  • placas del abdomen,
  • endoscopia, etc.

Esperemos resolver por lo menos, las primeras dudas que tengas sobre este asunto, volvemos a recordar acudir a un veterinario si ves cualquier síntoma de gravedad y nada más, nos vemos en próximos artículos.