De todos los cruces de razas que perros que veas, seguro que ninguno te sorprenderá más que este que te traemos hoy. Se trata de un Pomsky, que es el cruce ni más ni menos que de un Pomerania y un Husky, o lo que es lo mismo, un perro enano con un perro grande. Dando un resultado espectacular y que se va consolidando como stándar de raza.