Este perro labrador seguramente será el perro más útil que has visto tú en tu vida, no tiene otra cosa que hacer que lanzarse al mar, bucear y traerle a su dueño humanoide unas dulces langostas para cenar.