El oso polar, que como dijimos hace poco, es el carnívoro más poderoso de la tierra, lo veremos en plena acción, cazando a unos animales que son casi tan grandes como él, las morsas, unos animales parecidos a los leones marinos que son excesivamente lentos en la tierra (aunque veloces en el mar) que no pueden sobrevivir al ataque de este animal, a pesar de tener esa capa tan grande de piel.