Increíble, estos ciervos muestran ser más inteligentes que muchas personas. Esperan a que pasen todos los coches para cruzar por el paso de cebra como unos peatones más.