Este conejo estaba recibiendo un baño tranquilo por parte de los humanoides que viven con él, hasta que ocurrió la desgracia, la humanoide empezó a salpicarle agua en la cara como si nada, hasta que este conejo se cobró su venganza.