Tu perro odia muchas cosas de ti y tú no las sabes. Por puro desconocimiento, ya que la naturaleza de los perros es bien distinta a las nuestras.